No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

Viudas

Viudas

Las viudas son arañas relativamente pequeñas (hasta media pulgada de largo) con el cuerpo lustroso y el abdomen globular. Son raras dentro de las casas pero comunes en los patios, debajo de piedras grandes, entre tiestos e incluso se han visto debajo de sillones en las terrazas. En la isla habita la viuda negra (Latrodectus mactans) y la viuda parda (L. geometricus); ambas se distinguen de las demás arañas por la mancha en forma de reloj de arena que las hembras tienen en el vientre. Se dice que el reloj es una advertencia para sus depredadores. Las dos viven debajo de troncos y ramas caídas, entre las piedras, en huecos debajo de las aceras, entre bloques de cemento y en otros lugares parecidos donde tejen una tela irregular que les sirve para atrapar insectos y otros artrópodos pequeños. La presa es envuelta en seda y paralizada con una dosis de veneno, más tarde la araña la lleva a un lugar escondido, le inyecta enzimas digestivas y luego succiona los productos de la digestión. Los principales enemigos de las viudas son pequeñas avispas y moscas que parasitan sus masas de huevos, y algunas avispas que las paralizan para alimentar a sus larvas.

La consecuencia para el ser humano de una picada de viuda negra depende del sexo (el macho es pequeño y su veneno no es peligroso), la especie (el veneno de la viuda negra es más potente que el de la viuda parda) y la cantidad de veneno inyectado. Si la araña no inyecta veneno o inyecta una dosis muy pequeña, la reacción es nula o se limita a un poco de dolor en el lugar de la picada. Si la araña inyecta mucho veneno, la reacción (llamada latrodectitis) típicamente incluye dolor en el lugar de la picada, rigidez muscular, espasmos abdominales, vómitos y sudoración. Los síntomas desaparecen luego de varias horas pero un malestar general puede persistir por varios días. La picada casi nunca es mortal para el ser humano pero puede serlo para gatos y otros mamíferos pequeños. Casi todas las picadas suceden cuando por accidente se entra en contacto con la araña y ésta se siente amenazada o apretada.

El macho transfiere una masa de espermatozoides de su abertura genital a sus pedipalpos. Luego se acerca cuidadosamente a la hembra, vibrando su tela para que ella lo reconozca y sepa sus intenciones, la envuelve en varios hilos de seda y le transfiere los espermatozoides. Terminado el proceso, el macho que no se aleja rápidamente puede ser devorado por la hembra y por eso se les llama viudas. Días después la hembra teje un pequeño saco, liso en la viuda negra y con puyitas en la viuda parda, coloca dentro del mismo de 100 a 200 huevos y lo adhiere en un lugar de su tela donde puede protegerlo o lo lleva con ella. La hembra produce varios sacos durante el año. Tres o cuatro semanas después emergen las arañitas. Los machos viven por lo general de tres a cuatro meses, las hembras pueden vivir hasta tres años. La viuda negra es nativa del sureste de los Estados Unidos pero hoy se encuentra en la mayor parte de ese país y a través de Latinoamérica. Se cree que la viuda parda es nativa del sur de África o de Sudamérica, pero hoy se encuentra en casi todo el mundo.

Foto- Chuck Evans

También te puede interesar

Tu opinión es muy valiosa. Déjanos un comentario

José Mari Mutt nació y se crió en Mayagüez, Puerto Rico. Obtuvo el grado de Bachiller en Zoología en el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) de la Universidad de Puerto Rico y los grados de Maestro y Doctor en Entomología en la Universidad de Illinois. Durante 35 años trabajó como profesor de Biología en el RUM. Fue Editor del Caribbean Journal of Science durante doce años y Director del Departamento de Biología, de la Oficina de Publicaciones del Colegio de Artes y Ciencias, de la Oficina de Estudios Graduados y de la Biblioteca General. Casi una centena de artículos científicos y especializados dan cuenta de su intensa y comprometida trayectoria. Una de sus más recientes iniciativas es Ediciones Digitales, un proyecto académico de acceso abierto, sin fines de lucro y sin más propósito que compartir en la red los resultados de diversas investigaciones.