Amor de lagartija

Amor de lagartija

Las casas de los japoneses tienen, normalmente, un espacio hueco entre las paredes de madera.

Mientras cierta persona echaba abajo los muros de su casa, se dio cuenta de que allí había una lagartija inmóvil, porque un clavo, desde fuera, le había atravesado una de sus patitas y la había hecho permanecer fija en la pared.

El dueño de la casa, viendo esto, sintió, al mismo tiempo, piedad y curiosidad. Cuando estudió el clavo, quedó pensativo… El clavo había sido clavado hacía diez años, cuando la casa fue construida.

¿Qué habría ocurrido entonces? ¡La lagartija había sobrevivido en esa posición durante diez años! ¡En un oscuro muro en esa posición durante diez años sin moverse! ¡Era imposible, inimaginable!

Entonces, aquella persona se preguntó cómo esta lagartija habría podido sobrevivir durante diez años sin dar un solo paso ¡si desde entonces su patita estaba clavada allí!

Así que dejó de trabajar y observó a la lagartija, preguntándose qué podía haber hecho y cómo había conseguido alimentarse.

Y allí estaba reflexionando cuando de pronto, sin saber de dónde venía, apareció otra lagartija, con alimento en su boca, y se lo dio a la que estaba clavada.

El hombre quedó aturdido y emocionado al mismo tiempo. ¡Otra lagartija había estado alimentando durante diez años a la que permanecía clavada en la pared… una lagartija había sido alimentada por la otra, incansablemente, durante diez largos años, sin que ninguna perdiera la esperanza en su compañera.

Si una criatura tan pequeña como una lagartija puede amar así…  Imagínense cómo podemos nosotros amar si lo intentamos.

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar

Los santos inocentes de la familia Adorno

La Fiesta de los Santos Inocentes es una Promesa de Reyes que iniciara en Trujillo Alto, hace casi 100 años, la Familia Hernández en el Barrio La Gloria. Comenzó la misma con la llamada “Trulla de Inocentes” Don Francisco Hernández,...
Read More
Lionel Valentin Calderón May 27, 2020

Expresa la Amistad

Cierto día una maestra pidió a sus alumnos que pusieran los nombres de...
Read More
Lionel Valentin Calderón May 27, 2020

Central Guamaní, Guayama

IEDU- En el año 1924 se comienza a planificar la construcción de un...
Read More
Lionel Valentin Calderón May 26, 2020

Tu opinión es muy valiosa. Déjanos un comentario

Publicación autorizada por el Administrador; Periodista, Artista, Caricaturista y Escritor pepiniano nacido en Añasco, Puerto Rico. Ha publicado varios libros entre los que destacan Filito, Filito at Large, Diccionario de la Lengua Mechada, Vida de Jesús un Evangelio Armonizado, Sancocho Cristiano Volúmenes I-IV, Bendiciones Cristianas Vols I-II y La Biblia comentada de Génesis a Apocalipsis.

Patrocinadores de Oro

Respalda el Comercio de aquí y fortalece la economía