No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

Barrio de la Marina Meridional

Barrio de la Marina Meridional

Federico Cedó Alzamora– El nombre del barrio urbano y portuario de la Marina Meridional describe, en dos palabras, su ubicación geográfica. La primera palabra, “Marina”, indica que está junto al mar, en el puerto o área de la playa, y la segunda palabra, “Meridional”, alude al hecho de que está en la ribera sur del Río Yagüez, el cual divide ese litoral en dos sectores; norte y sur. Este barrio urbano queda algo distante del centro del pueblo y se desarrolló con cierta independencia de este como resultado del asombroso crecimiento del movimiento portuario, lo cual ha quedado reflejado en la sólida y austera arquitectura de aire mercantil de sus edificios.

También te puede interesar

El anciano y el niño

Eramos la única familia en el restaurante con un niño. Yo senté a Daniel en una silla para niño y me di cuenta que todos

Ver Más »

Los Negros Brujos

Cayetano Coll y Toste- El 12 de enero de 1591 tomó posesión de este Obispado el fraile franciscano Nicolás Ramos y Santes. Era fuerte en

Ver Más »

Narcisos

Florespedia- Nombre científico: Narcissus. Nombre común: Narciso. El narciso es una planta de tipo bulbosa que forma parte de la familia de las Amariláceas. Esta

Ver Más »

Mimes

José A. Mari- Mimes son las moscas diminutas que se encuentran por miles en las frutas caídas al suelo y que dentro de las casas

Ver Más »

También te puede interesar

Tu opinión es muy valiosa. Déjanos un comentario

El licenciado Federico Cedó Alzamora, Asesor del Alcalde en Asuntos Históricos, nació en Mayagüez el 17 de enero de 1939, poeta, profesor, abogado e historiador, el licenciado Cedó Alzamora, Bachiller en Ciencias del Colegio de Agricultura y Artes Mecánicas de la Universidad de Puerto Rico (Recinto de Mayagüez (1960), fue Presidente del Capítulo de Estudiantes de la Universidad Católica del Congreso Puertorriqueño Anticolonialista (1964) y Miembro de la Junta Editora de la Revista de Derecho Puertorriqueño, de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico (1965-1967). Obtuvo su Juris Doctor en la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico (1967). Se desempeñó como Fiscal Especial de Asuntos Monopolísticos (1968-1975), Procurador General Auxiliar (1975-1982), Secretario Auxiliar de Justicia y Director de la Oficina de Asuntos Monopolísticos del Departamento de Justicia (1983-1991). Fue Miembro de la Junta Editora de la Revista La Toga, del Colegio de Abogados de Puerto Rico (1974), Vicepresidente y Asesor Legal de varias compañías. Ha publicado libros de poesía y de historia, como Mayagüez, Ciudad de las Aguas Puras (2000), El Fundador de Mayagüez (2006) y Orígenes y Fundación de Mayagüez (2010), además de numerosos trabajos de índole histórica.