No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

Cueva del Indio, Las Piedras

Cueva del Indio, Las Piedras

Gwenn- Los indios taínos llamaron a Borinquen (su nombre para Puerto Rico) su hogar durante unos 700 a 1000 años. Desafortunadamente, a principios de los años 1500, los españoles llegaron a Puerto Rico y la mayoría de los hombres taínos fueron esclavizados y las mujeres se convirtieron en esposas para los soldados. Muchos fueron asesinados por la enfermedad. Hay pocos o ningún taíno de sangre pura que quede en la isla, así que poco queda de la cultura.

Pero las contribuciones culturales de los taínos se pueden ver hoy en día en el arte, la comida y el idioma. Muchos de los símbolos de los petroglifos se han utilizado en todo tipo de obras de arte y decoración. Los alimentos básicos de la dieta puertorriqueña incluyen la yuca (yuca), la batata (batata) y la calabaza (calabaza). El idioma taíno contribuyó con algunas palabras que se han adoptado tanto en inglés como en español: barbacoa (barbacoa), hamaca (hamaca), canoa (canoa), tabaco (tabaco) y huracán (huracán).

La Cueva del Indio en Las Piedras fue descubierta durante algunas excavaciones de desarrolladores en 1982. El lugar estaba protegido. Ha estado en el Registro Nacional de Monumentos Históricos desde 2003.

Para mantener a salvo este tesoro nacional, está abierto solo con cita previa, y Las Piedras tiene una oficina de cultura (oficina de turismo y cultura) ubicada en el Ayuntamiento, a través de la cual ofrecen visitas guiadas gratuitas a las cuevas. Así que les dimos una llamada y establecimos una cita para visitar la cueva.

La mañana de nuestro recorrido, nos encontramos con Irma Ramos y su compañera de trabajo Danny en su oficina, donde nos dieron literatura sobre Las Piedras y el pueblo taíno. Después de contarnos un poco sobre lo que íbamos a ver, los seguimos en el corto trayecto hacia la cueva.

Lo primero que notará es cuán fértil es en esta área. Irma también nos contó sobre los diferentes árboles y plantas que nos rodean, y cómo los taínos usaron este sitio durante muchos años. Trabajaron la tierra y usaron los arroyos para la pesca y el agua. Es un lugar hermoso y verde, con vistas de El Yunque y exuberantes plantas tropicales por todas partes. Había todo tipo de frutas y verduras que todavía crecían aquí, como guineos (plátanos), platanos (plátanos) y vegetales de raíz como nombre (ñame). Danny incluso nos recogió algunas manzanas maduras de un árbol cercano.

Lo siguiente que viene es un batey o “área ceremonial”. Se parece a un área rectangular que estaba bordeada de piedras en pie. Puedes ver que algunas de las rocas tienen petroglifos: caras, el sol, formas geométricas, animales. Irma explicó que en el batey es donde tendrían lugar ceremonias, como bodas, o algunos juegos jugados con una pelota.

Aunque es un parque muy pequeño, la verdadera razón de la visita es para ver los petroglifos en la cueva. Justo a la entrada de la cueva hay un árbol cojóbana. Irma explicó cómo los taínos solían ingerir o fumar cohoba (hecha del árbol cojóbana), que tiene propiedades alucinógenas, como parte de sus ceremonias religiosas. Luego iban a las cuevas y hablaban, o de alguna manera estaban en contacto con los dioses. Luego harían los dibujos de lo que verían y escucharían durante estos encuentros religiosos / espirituales.

La Cueva no es una cueva per se. Es más como un montón de enormes rocas que se apoyan entre sí y que tienen espacios entre ellas formando túneles y pasajes. Así que no está completamente oscuro, puedes ver fácilmente hacia dónde te diriges. Usted camina hacia la “cueva” y los dibujos están todos en esta área. Fue un poco difícil ver los grabados porque el contraste no es tan bueno. Trajimos una linterna, pero no ayudó, ya que redujo las sombras. ¡Pero había muchos de ellos! Según Irma, hay más de 200 petroglifos en un área. Pudimos ver formas que parecían el sol, y algunas cabezas o formas de “ser”. Se notaba que había muchos, pero era difícil discernir de qué eran dibujos. Pero todavía estaba bastante limpio. A medida que avanzas en la cueva, llegas a diferentes áreas (como un área donde supuestamente las mujeres fueron a dar a luz), pero no vi más petroglifos.

Cuando salimos de la cueva, caminamos un poco hacia un área que tenía lo que Irma llamó un “puente español”. Este es en realidad un pequeño túnel que, supuestamente, los españoles harían que los esclavos indios se arrastraran durante la extracción de oro. La idea era que, dado que el túnel era demasiado corto para detenerse, los esclavos no podían robar ni escapar con demasiado oro, ya que tenían que arrastrarse. Puedes hacerlo si quieres, no me pareció atractivo. ¡Pero Irma dijo que a los niños les encanta pasar por esto!

Cuando entras al parque por primera vez, verás un área de juegos y mesas de picnic. Resulta que los grupos escolares y los Scouts vienen a usar este parque con fines educativos. Como el área de la cueva es tan pequeña, solo unas pocas personas pueden entrar a la vez. El área de juego es mantener a los demás ocupados hasta que sea su turno para entrar.

Este parque ceremonial es un área recreativa que cuenta con tres bateyes indígenas y una cueva con petroglifos. Tiene rutas para senderismo, correr bicicleta y áreas para acampar.

Publicaciones que también te pueden interesar

Tu opinión es muy valiosa. Déjanos un comentario

Publicación autorizada por el Administrador; Periodista, Artista, Caricaturista y Escritor pepiniano nacido en Añasco, Puerto Rico. Ha publicado varios libros entre los que destacan Filito, Filito at Large, Diccionario de la Lengua Mechada, Vida de Jesús un Evangelio Armonizado, Sancocho Cristiano Volúmenes I-IV, Bendiciones Cristianas Vols I-II y La Biblia comentada de Génesis a Apocalipsis.

Patrocinadores de Oro

Respalda el Comercio de aquí y fortalece la economía