No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

Depende de quién son las manos

Depende de quién son las manos

Una pelota de basketball en mis manos vale 19 dólares. En las manos de Michael Jordan vale 33 millones de dólares. Depende de quien son las manos.

Una pelota de baseball en mis manos vale 6 dólares. En las manos de Marck McGuire vale 19 millones de dólares. Depende de quien son las manos.

Una vara en mis manos podrá ahuyentar a una fiera salvaje. En las manos de Moisés hará que las aguas del mar se separen. Depende de quien son las manos.

Una honda en mis manos es tan solo un juguete. En las manos de David es un arma potente. Depende de quien son las manos.

Dos peces y cinco piezas de pan en mis manos son unos emparedados. En las manos de Jesús alimentarán a una multitud. Depende de quien son las manos

Unos clavos en mis manos serán suficientes para construir una silla. En las manos de Jesucristo traerán salvación al mundo entero. Depende de quien son las manos.

Como podrás ver, depende de quien son las manos. Así que, coloca tus aflicciones, tus preocupaciones, tus temores, tus anhelos, tus sueños, a tu familia y a tus relaciones personales en las manos de Dios, Porque recuerda de quién son las manos.

Publicaciones que también te pueden interesar

Tu opinión es muy valiosa. Déjanos un comentario

Publicación autorizada por el Administrador; Periodista, Artista, Caricaturista y Escritor pepiniano nacido en Añasco, Puerto Rico. Ha publicado varios libros entre los que destacan Filito, Filito at Large, Diccionario de la Lengua Mechada, Vida de Jesús un Evangelio Armonizado, Sancocho Cristiano Volúmenes I-IV, Bendiciones Cristianas Vols I-II y La Biblia comentada de Génesis a Apocalipsis.

Patrocinadores de Oro

Respalda el Comercio de aquí y fortalece la economía