No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

Guánica

Faro de Guanica

José A. Mari Mut- El faro de Guánica entró en servicio en el año 1893. Fue diseñado por José María Sainz y se construyó en Punta Meseta, justo al este de la entrada al puerto de Guánica. El edificio mide 50 pies de largo por 28 pies de ancho. A diferencia de la mayoría de los faros, que siguieron un sobrio estilo neoclásico, este (al igual que el primer faro de Rincón) tuvo una elaborada cornisa y pretil de ladrillos. Las paredes de piedra rústica se cubrieron con un estucado blanco que imita las piedras del zócalo.

El escudo del Cuerpo de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos se colocó sobre la puerta de entrada. La torre octagonal está en el centro del edificio y mide 33 pies de alto. El lente de sexto orden proyectaba su luz a ocho millas de distancia. El 25 de julio de 1898, el torrero Robustiano Rivera divisó las fuerzas invasoras de los Estados Unidos y se trasladó rápidamente a Yauco para avisar a las autoridades españolas. El faro se usó brevemente como hospital durante la corta guerra. El edificio se transfirió al gobierno de Puerto Rico en el 1940 y la luz se extinguió en el 1950, desde entonces el faro se ha deteriorado hasta el punto que sólo quedan las paredes exteriores, la torre (con su balaustrada de hierro sorprendentemente en excelentes condiciones) y una sección muy pequeña del techo. La cisterna y el pozo están cerca del edificio. En mayo de 2007, el Municipio de Guánica y el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales firmaron un acuerdo para restaurar el faro y sus alrededores, pero el trabajo no ha comenzado.

También te puede interesar

Los cobardes

Los cobardes

Una vez, Confucio caminaba junto a un discípulo por unas montañas de tupida arboleda. Sentían mucha sed, por lo que mandó a su alumno que

Ver Más »

Parque Colón

Aguadilla, Puerto Rico. El Parque Colón en Aguadilla es un parque familiar que cuenta con diversas atracciones para el disfrute de los niños. Entre ellas

Ver Más »

Helecho japonés

José A. Mari– FILICIUM DECIPIENS (SAPINDACEAE) Filicium- del latín filix (helecho), por la apariencia de la hoja; decipiens engañoso, porque aunque lo parece, no es

Ver Más »

Almendra

José A. Mari- Almendra- Terminalia cattapa (Combretaceae) La almendra, o almendro, es un árbol siempre verde en áreas húmedas y caducifolio en áreas secas. Es

Ver Más »

También te puede interesar

Tu opinión es muy valiosa. Déjanos un comentario

José Mari Mutt nació y se crió en Mayagüez, Puerto Rico. Obtuvo el grado de Bachiller en Zoología en el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) de la Universidad de Puerto Rico y los grados de Maestro y Doctor en Entomología en la Universidad de Illinois. Durante 35 años trabajó como profesor de Biología en el RUM. Fue Editor del Caribbean Journal of Science durante doce años y Director del Departamento de Biología, de la Oficina de Publicaciones del Colegio de Artes y Ciencias, de la Oficina de Estudios Graduados y de la Biblioteca General. Casi una centena de artículos científicos y especializados dan cuenta de su intensa y comprometida trayectoria. Una de sus más recientes iniciativas es Ediciones Digitales, un proyecto académico de acceso abierto, sin fines de lucro y sin más propósito que compartir en la red los resultados de diversas investigaciones.