No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

Fresa de montaña

Rubus rosifolius (Rosaceae)- La fresa de montaña es nativa de Asia pero se introdujo hace mucho tiempo a las Antillas y a otros lugares tropicales alrededor del mundo.

La planta crece mejor en suelos húmedos y climas frescos, condiciones que encuentra óptimamente en las montañas. Aunque se le llama fresa, sería más apropiado llamarle frambuesa, pues las fresas (strawberries) son sólidas mientras que las frambuesas (raspberries) son huecas. La especie puertorriqueña Rubus florulentus se conoce también como fresa de montaña, pero su fruta es pequeña y negra como las zarzamoras (blackberies). Rubus significa rojo, mientras que
rosifolius significa con hojas parecidas a las de las rosas. La planta crece rastrera o sobre sustratos inclinados, frecuentemente con otra vegetación y por lo general en lugares parcialmente soleados. El crecimiento de la vegetación aledaña a menudo produce demasiada sombra y la planta no dura más de dos o tres años en el lugar. Los tallos son delgados y espinosos. Las frutas más grandes miden poco menos de 1 pulgada de largo. La fruta es deliciosa y su sabor es menos intenso que el de la frambuesa importada que se vende en los supermercados.

En antaño los niños del campo recogían las frutas para venderlas a lo largo de las carreteras. Como nunca se ha cultivado en la isla, la fresa de montaña solo se consigue esporádicamente. La experiencia de saborearla es casi siempre un bienvenido accidente durante un recorrido por la cordillera. La planta florece y fructifica durante todo el año.

También te puede interesar

Mozambique

José A. Mari- Quiscalus niger- Chango (Greater Antillean Grackle) reside todo el año en Puerto Rico. Habita a través de las Antillas Mayores y mide

Ver Más »
Los cobardes

Los cobardes

Una vez, Confucio caminaba junto a un discípulo por unas montañas de tupida arboleda. Sentían mucha sed, por lo que mandó a su alumno que

Ver Más »

Parque Colón

Aguadilla, Puerto Rico. El Parque Colón en Aguadilla es un parque familiar que cuenta con diversas atracciones para el disfrute de los niños. Entre ellas

Ver Más »

Helecho japonés

José A. Mari– FILICIUM DECIPIENS (SAPINDACEAE) Filicium- del latín filix (helecho), por la apariencia de la hoja; decipiens engañoso, porque aunque lo parece, no es

Ver Más »

También te puede interesar

Tu opinión es muy valiosa. Déjanos un comentario

José Mari Mutt nació y se crió en Mayagüez, Puerto Rico. Obtuvo el grado de Bachiller en Zoología en el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) de la Universidad de Puerto Rico y los grados de Maestro y Doctor en Entomología en la Universidad de Illinois. Durante 35 años trabajó como profesor de Biología en el RUM. Fue Editor del Caribbean Journal of Science durante doce años y Director del Departamento de Biología, de la Oficina de Publicaciones del Colegio de Artes y Ciencias, de la Oficina de Estudios Graduados y de la Biblioteca General. Casi una centena de artículos científicos y especializados dan cuenta de su intensa y comprometida trayectoria. Una de sus más recientes iniciativas es Ediciones Digitales, un proyecto académico de acceso abierto, sin fines de lucro y sin más propósito que compartir en la red los resultados de diversas investigaciones.