No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

La elección general de 1902

La elección general de 1902

Presidida la campaña política por una fuerte intolerancia partidista, se efectúa el 4 de noviembre la elección general de 1902, bajo las disposiciones de la primera ley electoral del gobierno civil, aprobada en marzo anterior. Se eligen el comisionado residente, los delegados a la Cámara, los alcaldes y los consejos municipales, las juntas escolares locales y los jueces municipales. Votan los varones mayores de 21 años de edad que sepan leer y escribir o sean contribuyentes, así como aquellos que aparezcan inscritos en  la elección anterior. Las juntas electorales quedan integradas por un representante de cada uno de los dos partidos en contienda (Republicano Puertorriqueño y Federal Americano) y uno del gobierno, y corresponde al Consejo Ejecutivo hacer el escrutinio general. La inclusión de un representante del gobierno en las juntas electorales lleva a los federales a llamar esta elección la de «del dos por uno», insinuando que los representantes republicanos y del gobierno son alas del mismo pájaro. Los distritos electorales son los mismos de la elección precedente. De los 158,924 electores capacitados para votar, lo hacen 111,216 (70.0%). El Partido Republicano Puertorriqueño propina al Federal Americano una aplastante derrota al obtener el primero un total de 73,823 votos frente a los 34,605 del segundo.

[Elección general de 1902:
Partido Republicano Puertorriqueño: 73,823 votos.
Partido Federal Americano: 34,605.
Izquierda (Ponce): 1,749.
Izquierda (Manatí): 1,030.
Izquierda (Juana Díaz): 6.
Izquierda (Coamo): 3].

Los republicanos reeligen al comisionado residente y ocupan 25 de los 35 escaños de la Cámara de Delegados al triunfar en cinco de los siete distritos electorales. Los federales obtienen el triunfo en los distritos de Arecibo y Humacao. Los republicanos eligen los funcionarios municipales de 53 municipios y los federales en los restantes 13. Rossy continúa en la presidencia de la Cámara de Delegados. Izquierda es una agrupación inscrita localmente en los municipios citados.

Nota:

13. Pagán, op. cit., p. 121.

También te puede interesar

Mimes

José A. Mari- Mimes son las moscas diminutas que se encuentran por miles en las frutas caídas al suelo y que dentro de las casas

Ver Más »

Mozambique

José A. Mari- Quiscalus niger- Chango (Greater Antillean Grackle) reside todo el año en Puerto Rico. Habita a través de las Antillas Mayores y mide

Ver Más »
Los cobardes

Los cobardes

Una vez, Confucio caminaba junto a un discípulo por unas montañas de tupida arboleda. Sentían mucha sed, por lo que mandó a su alumno que

Ver Más »

Parque Colón

Aguadilla, Puerto Rico. El Parque Colón en Aguadilla es un parque familiar que cuenta con diversas atracciones para el disfrute de los niños. Entre ellas

Ver Más »

También te puede interesar

Tu opinión es muy valiosa. Déjanos un comentario

Antonio Quiñones Calderón, fue un destacado redactor de los desaparecidos diarios El Imparcial y El Mundo, también en un momento crucial de su trayectoria: la década del 60. En 1968, aceptó cumplir las funciones de Secretario de Prensa del entonces, recién electo gobernador de Puerto Rico, Luis A. Ferré. En el desempeño de esta posición, primero con Ferré y luego en los dos períodos de Carlos Romero Barceló, fue testigo excepcional de las transformaciones de la prensa puertorriqueña. Durante la decada de 1980, fue asistente de la dirección de El Nuevo Día y poco después sub director de El Mundo. Tiene publicados también varios libros de historia política.