No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

La elección general de 1906

La elección general de 1906

Antes de la elección de 1906 se aprueba una nueva ley electoral. Como la anterior, autoriza el voto a los varones mayores de 21 años de edad, sin restricciones en cuanto a saber leer y escribir o en cuanto a ser propietarios o contribuyentes. Provee la ley para una nueva inscripción de electores y establece que las juntas electorales estarán integradas por representantes de los partidos políticos que en la elección precedente hayan obtenido el 20 por ciento o más de los votos emitidos, aunque se mantiene el derecho de los demás partidos a inscribir candidatos a puestos electivos por petición. El Consejo Ejecutivo sigue a cargo de la supervisión del proceso electoral. La elección se celebra el 6 de noviembre. Hay en las listas de votantes 187,193 electores, de los cuales ejercen su derecho al voto 157,668 (84.2%). El Partido Unión de Puerto Rico obtiene 98,406 votos, frente a 53,932 de los republicanos. Los unionistas copan los 35 escaños camerales al arrasar electoralmente en los siete distritos electorales. Reeligen a su comisionado residente Larrinaga y triunfan en 52 de los 67 municipios. El Partido Obrero Socialista continúa al margen del proceso electoral. Es el primer gran copo electoral unionista, registrado ante un Partido Republicano que ve mermado su cofre electoral con relación a la elección precedente.

[Elección general de 1906:
Partido Unión de Puerto Rico: 98,406 votos.
Partido Republicano Puertorriqueño: 53,932.
Federación Libre: 1,345.
Izquierda Unionista (Utuado): 1,145.
Unionista Puro (Río Grande): 963.
Republicano Puro (Yauco): 872.
Republicano Lajeño (Lajas): 7].

Federación Libre es un esfuerzo de varios trabajadores por hacer sentir una presencia electoral aunque no está auspiciado por Iglesias; Izquierda Unionista y Unionista Puro son disidencias locales del Partido Unión de Puerto Rico, y Republicano Puro y Republicano Lajeño son disidencias del Partido Republicano Puertorriqueño. En Yauco resultan elegidos los concejales municipales del Partido Republicano Puertorriqueño, pero el alcalde elegido es un candidato nominado por una coalición de unionistas y republicanos puros. Francisco de Paula Acuña es elegido speaker de la Cámara de Delegados, pero renuncia al puesto en marzo del año siguiente para asumir un cargo en el Consejo Ejecutivo en sustitución de Crosas. La presidencia cameral pasa entonces a manos de De Diego.

Publicaciones que también te pueden interesar

Tu opinión es muy valiosa. Déjanos un comentario

Antonio Quiñones Calderón, fue un destacado redactor de los desaparecidos diarios El Imparcial y El Mundo, también en un momento crucial de su trayectoria: la década del 60. En 1968, aceptó cumplir las funciones de Secretario de Prensa del entonces, recién electo gobernador de Puerto Rico, Luis A. Ferré. En el desempeño de esta posición, primero con Ferré y luego en los dos períodos de Carlos Romero Barceló, fue testigo excepcional de las transformaciones de la prensa puertorriqueña. Durante la decada de 1980, fue asistente de la dirección de El Nuevo Día y poco después sub director de El Mundo. Tiene publicados también varios libros de historia política.

Patrocinadores de Oro

Respalda el Comercio de aquí y fortalece la economía