No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

La Muchacha del Baile

La Muchacha del Baile

Don Emilio y doña Cecilia Cañadas formaban un matrimonio muy feliz. Vivían en las afueras del pueblo de Aibonito. Les habían nacido 3 hijos varones y por último una preciosa niña. La llamaron Marisol Perla por lo hermosa que era.

Aparte de sus atributos físicos Marisol creció llena de inteligencia.y de bondad.Tan pronto terminó la escuela superior entró en la Universidad. Allí se preparó para trabajar como Trabajadora Social.

Al terminar sus estudios regresó a su pueblo.Su vida transcurría tranquila. Iba al trabajo, a la iglesia ,a la Plaza del pueblo y cuando había baile en el Club Social, no se lo perdía.

Una vez hizo una visita a unos parientes en un pueblo cercano y allí conoció a quien sería el causante de su viaje a la eternidad a temprana edad:…. BELARDO.
Desde ese momento los jóvenes quedaron impresionados uno con el otro. Se hicieron novios y se formalizó la boda. Belardo y Marisol eran muy diferentes. Él era un joven campesino, no estudió mucho y a temprana edad se dedicó a trabajar con su padre en la finca que poseían.

Todo parecía ir por buen camino pero no fue así. Este noviazgo no duró mucho. Belardo había tenido una novia de varios años pero se habían separado. Para desgracia de Marisol la muchacha regresó al pueblo

Y la realidad abrió sus ojos. Su adorado Belardo no la amaba. ¡ Mientras ella se desvelaba por él….Él se desvelaba por otra!

Se enfrió la amistad. Se acabó el noviazgo. Se dejaron de ver. Dos hondos sentimientos : el dolor del desengaño y un amor puro no correspondido hicieron honda huella en la propia estimación de Marisol.Se sintió tan sola, tan triste, tan angustiada que optó por quitarse la vida. Su muerte conmovió al pueblo.

El fin de semana en que se cumplían 7 años desde aquel día fatal. Se celebraba un baile en el Club Social del pueblo. Comenzó el baile y a eso de las once de la noche llegó el joven ingeniero Leandri Sotamante. Sotamante notó que todos estaban bailando excepto una hermosa mujer que permanecía sola.

Sin pensarlo , se dirigió a la mesa donde estaba la joven , La saludó y la invitó a bailar. Siguieron juntos durante todo el baile. Era de madrugada. El baile finalizaba. Leandri estaba tan impresionado con la joven que se ofreció para llevarla hasta su casa. Hacía mucho frio por lo que el joven cubrió los hombros de la muchacha con su gabán. Iría a recogerlo al día siguiente.

Al otro día Leandri fue a recoger su gabán . Tocó a la puerta y fue recibido por doña Cecilia Cañada. Le explicó su razón de estar allí y lo que había sucedido la noche anterior. La reacción de doña Cecilia fue de sorpresa e incredulidad. __¿Qué conoció a mi hija Marisol Perla? ….Déjeme decirle ingeniero Sotamante que usted se ha equivocado puesto que mi hija Marisol murió hace 7 años.

—”Usted me está ocultando algo, señora Cañada”.__Dijo malhumorado Leandri __”Fue por esta puerta que la vi entrar esta madrugada. No creo lo del cuento ese de que ella esté muerta. Pruébeme eso o de lo contrario aquí me quedo”.

Doña Cecilia llamó a su marido y le explicó lo que sucedía.

—¡Bien , joven ! ¡Sígame!

Entraron al cementerio. Pronto se encontraron frente a una tumba blanca cuya lápida leía: “Marisol Perla Cañadas. Muerta a los 22 años”. Y sobre la cruz, en la parte de arriba, Leandri vio su gabán.

Ambos hombres se arrodillaron. Rezaron el Santo Rosario por el alma de quien en vida fue, Marisol Perla Cañadas. Muerta hacía 7 años por un desengaño amoroso.

También te puede interesar

Mimes

José A. Mari- Mimes son las moscas diminutas que se encuentran por miles en las frutas caídas al suelo y que dentro de las casas

Ver Más »

Mozambique

José A. Mari- Quiscalus niger- Chango (Greater Antillean Grackle) reside todo el año en Puerto Rico. Habita a través de las Antillas Mayores y mide

Ver Más »
Los cobardes

Los cobardes

Una vez, Confucio caminaba junto a un discípulo por unas montañas de tupida arboleda. Sentían mucha sed, por lo que mandó a su alumno que

Ver Más »

Parque Colón

Aguadilla, Puerto Rico. El Parque Colón en Aguadilla es un parque familiar que cuenta con diversas atracciones para el disfrute de los niños. Entre ellas

Ver Más »

También te puede interesar

Tu opinión es muy valiosa. Déjanos un comentario

Publicación autorizada por el Administrador; Periodista, Artista, Caricaturista y Escritor pepiniano nacido en Añasco, Puerto Rico. Ha publicado varios libros entre los que destacan Filito, Filito at Large, Diccionario de la Lengua Mechada, Vida de Jesús un Evangelio Armonizado, Sancocho Cristiano Volúmenes I-IV, Bendiciones Cristianas Vols I-II y La Biblia comentada de Génesis a Apocalipsis.