Laurel amarillo

Nectandra turbacensis -Lauracea. El laurel amarillo es un árbol siempre verde mediano, generalmente de hasta 60 pies de altura, con tronco de 1.5 pies de diámetro. Se caracteriza por su tronco gris, liso en árboles jóvenes y áspero en árboles maduros, con raíces tabulares; sus hojas alargadas, con pocas venas y un tenue olor a especias cuando se estrujan, a menudo con pequeñas estructuras (domatias) donde las venas secundarias conectan con la vena central; sus flores blancas, de hasta tres octavos de pulgada de diámetro; y sus frutas, negras cuando maduran, de hasta media pulgada de largo e insertadas en una copa verrugosa. En el área del Lago Guajataca florece a finales del verano y comienzos del otoño, y fructifica durante el invierno. La literatura sobre esta especie en Puerto Rico aparece mayormente bajo el nombre de Nectandra sintenissi.

El árbol es nativo de México, Centroamérica, las Antillas Mayores, las Islas Vírgenes y la mitad norte de Sudamérica. Localmente crece en la zona caliza del norte (mogotes), en las laderas de la cordillera y en Luquillo hasta los 1800 pies de altitud.

La albura y el duramen no se distinguen fácilmente. La madera es amarilloverdosa, inicialmente pálida pero oscureciendo con el tiempo hasta tornarse pardo-verdosa. Al igual que el laurel geo, la madera cortada radialmente produce un efecto tornasol cuando cambia el ángulo de observación. La madera es moderadamente liviana, de fibra recta u ondulada, y con textura y lustre medianos. Seca al aire con velocidad y degradación moderadas, es fácil de trabajar y es estable ante los cambios de humedad. Sus anillos de crecimiento son poco conspicuos y no produce olor al cortarse. Se usa ocasionalmente para muebles, tallas, objetos torneados e instrumentos de cuerda. Se ha usado para carpintería y postes. En los aserraderos, esta madera se conoce mayormente como laurel geo, pero la descripción que aparece en la obra Maderas Puertorriqueñas y el estudio de una muestra identificada por el autor de dicha obra y depositada en la colección del Instituto Internacional de Dasonomía Tropical, indican que la madera descrita e ilustrada aquí corresponde al laurel amarillo. En el
Aserradero Bayaney la madera se vende como laurel verde.

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

Publicaciones que también te pueden interesar

Tu opinión es muy valiosa. Déjanos un comentario

José Mari Mutt nació y se crió en Mayagüez, Puerto Rico. Obtuvo el grado de Bachiller en Zoología en el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) de la Universidad de Puerto Rico y los grados de Maestro y Doctor en Entomología en la Universidad de Illinois. Durante 35 años trabajó como profesor de Biología en el RUM. Fue Editor del Caribbean Journal of Science durante doce años y Director del Departamento de Biología, de la Oficina de Publicaciones del Colegio de Artes y Ciencias, de la Oficina de Estudios Graduados y de la Biblioteca General. Casi una centena de artículos científicos y especializados dan cuenta de su intensa y comprometida trayectoria. Una de sus más recientes iniciativas es Ediciones Digitales, un proyecto académico de acceso abierto, sin fines de lucro y sin más propósito que compartir en la red los resultados de diversas investigaciones.

Patrocinadores de Oro

Respalda el Comercio de aquí y fortalece la economía