No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

No despiertes a mi padre

En una reunión del ejército de salvación habí­a un hombre que estaba dando su testimonio sobre lo que Jesús habí­a hecho por él. En la muchedumbre se encontraba un burlador, este provocador le dijo al hombre que estaba dando su testimonio:

— Cállate, tú sólo estás soñando, sólo sueñas.

El sintió un estirón en su abrigo y era una pequeña niña que le dijo:

— Señor, el que está hablando es mi papá. Él solí­a ser un borracho que se gastaba su salario principalmente en licor, nuestra casa era un lugar terrible donde vivir; cuando mi papá regresaba a casa le pegaba a mi mamá, no tení­amos suficiente comida, ni siquiera tenía zapatos para ir a la escuela, nuestro hogar era terrible, mi mamá lloraba todo el dí­a. Pero un dí­a mi papá se salvó y su vida ha cambiado completamente, ya no se gasta el dinero el licor. ¿Ve usted estos zapatos y este vestido nuevo? Mi papá me los compró. ¿Ve esa mujer? Ella es mi mamá, mí­rela, cuan feliz está. Señor, si mi papá está soñando, por favor no lo despierte”

Publicaciones que también te pueden interesar

Tu opinión es muy valiosa. Déjanos un comentario

Publicación autorizada por el Administrador; Periodista, Artista, Caricaturista y Escritor pepiniano nacido en Añasco, Puerto Rico. Ha publicado varios libros entre los que destacan Filito, Filito at Large, Diccionario de la Lengua Mechada, Vida de Jesús un Evangelio Armonizado, Sancocho Cristiano Volúmenes I-IV, Bendiciones Cristianas Vols I-II y La Biblia comentada de Génesis a Apocalipsis.

Patrocinadores de Oro

Respalda el Comercio de aquí y fortalece la economía