No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

Parroquia Nuestra Señora del Carmen

Parroquia Nuestra Señora del Carmen

José A. Mari- Nuestra Señora del Carmen, Parroquia de Arroyo. El nombre de este pueblo deriva, según algunos historiadores, de una pequeña quebrada o arroyo que era visitado por viajeros para abastecerse de agua.

No se conoce quiénes fueron los primeros pobladores de Arroyo, pero se sabe que se separó de Guayama y fue declarado pueblo en 1855. Su puerto fue muy importante como puerta de entrada para numerosos productos y como punto de salida para exportaciones de toda la región. El municipio fue anexado nuevamente a Guayama en el 1902 pero recobró su independencia en el 1905.

La economía dependió por mucho tiempo de la agricultura (particularmente de la caña de azúcar) y del comercio a través de su puerto. La industria y la ganadería son componentes importantes de la economía actual. El Museo de la Antigua Aduana, el Faro de Punta Figuras y el adyacente Centro Vacacional de Punta Guilarte son algunas de las atracciones de este municipio. En la carretera hacia el faro están las ruinas del molino de viento de la Hacienda La Milagrosa. La primera línea de telégrafo de Puerto Rico fue colocada por Samuel Morse en el 1859 para comunicar la Hacienda Enriqueta, donde vivía su hija, con los almacenes del esposo en el puerto de Arroyo. Este hecho se recuerda en el escudo y en el nombre de la calle principal del pueblo.

Juan B. Huyke (escritor y político), Marcelino Cintrón (primer alcalde) y Francisco Javier Amy (poeta) son arroyanos destacados. El municipio también se conoce como el Pueblo ingrato, debido a viejas historias según las cuales en una ocasión los arroyanos devolvieron a la mar a un inmigrante enfermo de cólera y en otra quemaron vivo a un residente enfermo de peste bubónica. Los esfuerzos por borrar estas experiencias han invertido con el tiempo el renombre de Pueblo ingrato a Pueblo grato. El renombre de Cuna de bucaneros (o Los bucaneros) deriva del uso en antaño del puerto de Arroyo por piratas y corsarios (bucaneros).

PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN

  • La construcción de la iglesia comenzó en el 1855.
  • La torre fue diseñada por Juan Francisco Bertoli y se construyó en el 1888. Comparte elementos con las torres de las iglesias de Guayama y Humacao.
  • El templo ha sido alterado para aumentar su capacidad. Se construyó una entrada lateral, que hoy es la principal, y se añadió una extensión hacia el lado opuesto que colinda con la casa parroquial. El altar antiguo está opuesto a la vieja entrada principal.

También te puede interesar

Mimes

José A. Mari- Mimes son las moscas diminutas que se encuentran por miles en las frutas caídas al suelo y que dentro de las casas

Ver Más »

Mozambique

José A. Mari- Quiscalus niger- Chango (Greater Antillean Grackle) reside todo el año en Puerto Rico. Habita a través de las Antillas Mayores y mide

Ver Más »
Los cobardes

Los cobardes

Una vez, Confucio caminaba junto a un discípulo por unas montañas de tupida arboleda. Sentían mucha sed, por lo que mandó a su alumno que

Ver Más »

Parque Colón

Aguadilla, Puerto Rico. El Parque Colón en Aguadilla es un parque familiar que cuenta con diversas atracciones para el disfrute de los niños. Entre ellas

Ver Más »

También te puede interesar

Tu opinión es muy valiosa. Déjanos un comentario

José Mari Mutt nació y se crió en Mayagüez, Puerto Rico. Obtuvo el grado de Bachiller en Zoología en el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) de la Universidad de Puerto Rico y los grados de Maestro y Doctor en Entomología en la Universidad de Illinois. Durante 35 años trabajó como profesor de Biología en el RUM. Fue Editor del Caribbean Journal of Science durante doce años y Director del Departamento de Biología, de la Oficina de Publicaciones del Colegio de Artes y Ciencias, de la Oficina de Estudios Graduados y de la Biblioteca General. Casi una centena de artículos científicos y especializados dan cuenta de su intensa y comprometida trayectoria. Una de sus más recientes iniciativas es Ediciones Digitales, un proyecto académico de acceso abierto, sin fines de lucro y sin más propósito que compartir en la red los resultados de diversas investigaciones.