Y Dios creó a Borikén

Estando de visita en el pueblo de Cayey decidimos visitar a unos amigos en el Bo. Farallón. Por gran suerte se encontraba allí don Carmelo, un jíbaro de Pura Cepa que cuenta con 80 años de edad y que todavía es un “muchachito”

Ver Más »

La Mielda e Bruja

DPRPM– Recuerdo el día que entreviste a mi abuela paterna, Millita. Fue por encargo de mi clase de historia en décimo grado, una tarea sobre las costumbre y tradiciones de nuestros antepasados. Nunca pude imaginar lo que depararía tan ordinaria encomienda. Todavía se

Ver Más »

La Sirena del Cerro

Luego de que un cataclismo ocurrido hace cientos de años propiciara el levantamiento de lo que hoy es Lajas, Guánica, Cabo Rojo y de que una gigantesca ola marina se desplazara a través de toda la región sur, rebasando la Cordillera Central a

Ver Más »

El Zarzal

En el barrio La Plata Abajo y colindando con el barrio Salto Arriba en Aibonito nació esta leyenda que dice así: En una pobre familia de 7 miembros : (los padres tres hijos varones y dos hembras) había un joven llamado Luiso y

Ver Más »

Guayanés

Según cuenta la leyenda, que no está ajena a variaciones, las orillas del Río que circunda al pueblo de Peñuelas, servía de escenario de los encuentros amorosos de la joven española Anés y el valeroso indio Guay. El río y verdor peñolanos eran

Ver Más »

La Leyenda del Farol Encendido

Cuentan que por “ El Monte de la Bandera “en el barrio San Antonio, del pueblo de Quebradillas aparecía por las noches un farol encendido que se movía de un lado a otro sin que nadie lo sostuviera. Nadie osaba acercarse al lugar

Ver Más »

El Último Indio de Barinas

En la Hacienda María (Yauco), vivió el último descendiente directo de los indios que poblaron el valle de Barinas. Le llamaban Bagua el indio.No se sabe de dónde salió ni como vivía en una cueva en el monte detrás de la Hacienda a

Ver Más »

El regreso de la Culebra

Allá para el 1700 en Guayama existía la Hacienda de la Familia Rodríguez. Entre sus esclavos, estabán Mercé y Cayo, que se adoraban. Ya hacían preparativos de boda. Un día llegó el amo con una docena de esclavos que había comprado. Entre ellos

Ver Más »

El Puente de la Llorosa II

Han pasado muchos, pero muuuchos años…Llovía torrencialmente en el pueblo y en los barrios. El barrio Asomante de Aibonito no era la excepción y menos aún el sector Abejas. Blasinia Aibey regresaba del pueblo, de su trabajo como doméstica. Caminaba siempre a pie

Ver Más »

Patrocinadores de Oro

Respalda el Comercio de aquí y fortalece la economía