Corazón de cebolla

Había una vez un huerto lleno de hortalizas, árboles frutales y toda clase de plantas. Como todos los huertos, tenía mucha frescura y agrado. Por eso daba gusto sentarse a la sombra de cualquier árbol a contemplar todo aquel verdor y a escuchar

Ver Más »

Dios viene a cenar

Había una vez una mujer, que vivía haciendo cosas para la Iglesia del barrio. Si no estaba limpiando los jarrones de la capilla, estaba haciendo empanadas para que se vendieran los domingos, o sacando brillo a los candelabros. Cierto día, se le apareció

Ver Más »

Mi familia ha llegado

¡Mi familia ha llegado! Me vi de pronto acompañado únicamente de mi esposa, sentados a la mesa, los dos solos. En ese instante, no sé de qué forma vinieron a mi mente mis padres. Cuando joven, al llegar las fiestas navideñas, las posadas,

Ver Más »

La carreta vacía

Caminaba con mi padre cuando se detuvo en una curva y después de un pequeño silencio me preguntó: — “¿Oyes algo más que el cantar de los pájaros?” Agudicé mis oídos y algunos segundos después le respondí: — “Sí, es el ruido de

Ver Más »

A quién llevas a cuestas

Dos monjes que regresaban a su templo llegaron a un arroyo donde encontraron a una hermosa mujer que no se atrevía a cruzarlo, temerosa porque el arroyo había crecido y la corriente era fuerte. Uno de los monjes, el mayor, casi sin detenerse,

Ver Más »

El mito de Dios

Una profesora, desesperada ante la nada que nuestro finito conocimiento nos ofrece de la vida espiritual, quiso demostrar a sus alumnos de escuela elemental que Dios es un mito, que Dios no existe. — Hoy vamos a aprender que Dios no existe. Entonces,

Ver Más »

La Espiga Doblada

Enviado al campo para ver si estaba lista la cosecha, ya a punto para el segado, el muchacho volvió a su padre y le dijo: — Me parece que la cosecha será muy pobre, padre mío. — ¿Por qué? — Porque he notado

Ver Más »

Los zapatos de mi madre

La última vez que le regalé a mi madre fueron unos zapatos negros. Se las estrenó ese mismo día. Cuando la vi ¡hasta me sorprendí!… Yo se las había comprado para un día especial y le pregunté: ¿Madre porqué se los a estrenado

Ver Más »

Durmiendo durante la tormenta

Un joven aplicó para un empleo de obrero en una granja. Cuando el granjero le preguntó sobre sus calificaciones, él dijo: «Puedo dormir cuando el viento sopla». Esto sorprendió al granjero. Pero como le cayó bien el joven, lo empleó. Unos pocos días

Ver Más »