No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

Saberlo o no saberlo

Un caminante llegó a un pueblo donde se anunciaba la actuación del «hombre maravilloso», un personaje que, según contaba el pregonero, era capaz de realizar milagros.

El viajero se colocó en lugar de privilegio para ver el número, y, empezado éste, observó que, en efecto, aquel hombre realizaba prodigios tan grandes como el de crear objetos de la nada.

Terminada la función, se acercó al «hombre maravilloso» y le preguntó:

— ¿Dónde está el truco de los fenómenos que realizas?

— No hay ningún truco — contestó éste.

— ¿Quieres decirme que eres capaz de crear de la nada? — volvió a inquirir.

— Así es — contestó de nuevo.

— Eso es imposible — gritó el viajero. Sólo puede crear Dios. ¿Es que acaso tú eres Dios?

— Así es — volvió a responder el «hombre maravilloso».

Lleno de indignación ante aquella irrespetuosa manifestación, el viajero gritó burlándose:

— ¡Tú eres tan Dios como puedo serlo yo!

— Así es también — respondió de nuevo— , sólo que hay una pequeña diferencia entre tú y yo.

— ¿Cuál es? — preguntó intrigado el caminante.

— Que yo lo sé y tú no.

Publicaciones que también te pueden interesar

Tu opinión es muy valiosa. Déjanos un comentario

Publicación autorizada por el Administrador; Periodista, Artista, Caricaturista y Escritor pepiniano nacido en Añasco, Puerto Rico. Ha publicado varios libros entre los que destacan Filito, Filito at Large, Diccionario de la Lengua Mechada, Vida de Jesús un Evangelio Armonizado, Sancocho Cristiano Volúmenes I-IV, Bendiciones Cristianas Vols I-II y La Biblia comentada de Génesis a Apocalipsis.

Patrocinadores de Oro

Respalda el Comercio de aquí y fortalece la economía