No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

Salvada por un Angel

Salvada por un Angel

Una día salí muy temprano de casa para dejar a mi hijo a la casa de mi mamá. Iba conduciendo por una avenida principal; había poco tráfico y todo estaba bastante tranquilo. Siempre le pido a mi Angel de la Gurada que me ayude a conducir correctamente mi vehículo, y esa mañana mi Ángel se acordó de mi petición.

Un taxi que iba en el carril izquierdo, de manera intempestiva chocó contra un poste y lo derriba. Yo me distraje viendo como había quedado el auto y no me di cuenta que el poste iba a caer sobre mi carro. En ese momento, lo único que recuerdo es que sentí un peso sobre mi pie derecho, el cual tenía la palanca del acelerador y el carro dio un tremendo arrancón.

Fueron segundos, instantes que me salvaron la vida pues el poste hubiese caído sobre sobre el parabrisas y tanto mi hijo y yo hubiesemos pagado lamentables consecuencias.

Estoy segura que el Ángel que nos acompaña todas las mañanas fue el que empujó mi pie. Por eso es importante no olvidar a nuestros “ángeles de la guarda” pues siempre están ahí velando por nosotros.

Publicaciones que también te pueden interesar

Tu opinión es muy valiosa. Déjanos un comentario

Publicación autorizada por el Administrador; Periodista, Artista, Caricaturista y Escritor pepiniano nacido en Añasco, Puerto Rico. Ha publicado varios libros entre los que destacan Filito, Filito at Large, Diccionario de la Lengua Mechada, Vida de Jesús un Evangelio Armonizado, Sancocho Cristiano Volúmenes I-IV, Bendiciones Cristianas Vols I-II y La Biblia comentada de Génesis a Apocalipsis.

Patrocinadores de Oro

Respalda el Comercio de aquí y fortalece la economía