Vuela alto

Terminada la segunda Guerra Mundial, un joven piloto inglés probaba un frágil avión monomotor en una peligrosa aventura alrededor del mundo.

Poco tiempo después de haber despegado de uno de los pequeños e improvisados aeródromos de la India, oyó un ruido extraño que vení­a de  detrás de su asiento.

Se dio cuenta que habí­a una rata a bordo y que si roí­a la cobertura de  lona, podí­a destruir su frágil avión.

Podí­a volver al aeropuerto para librarse de su incómodo, peligroso e  inesperado pasajero….. Pero de repente recordó que las ratas no  resisten las  grandes alturas.

Inicio un rápido ascenso y volando cada vez más alto, poco a poco cesaron los ruidos que poní­an en peligro su viaje.

Acuérdate siempre que las ratas no resisten las grandes alturas…

“Ten el valor de levantar el vuelo y volar siempre alto, muy alto, con  la cabeza en las nubes y cuida de mantener los pies bien fijos en  el  suelo”

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

Publicaciones que también te pueden interesar

Tu opinión es muy valiosa. Déjanos un comentario

Publicación autorizada por el Administrador; Periodista, Artista, Caricaturista y Escritor pepiniano nacido en Añasco, Puerto Rico. Ha publicado varios libros entre los que destacan Filito, Filito at Large, Diccionario de la Lengua Mechada, Vida de Jesús un Evangelio Armonizado, Sancocho Cristiano Volúmenes I-IV, Bendiciones Cristianas Vols I-II y La Biblia comentada de Génesis a Apocalipsis.

Patrocinadores de Oro

Respalda el Comercio de aquí y fortalece la economía